Cuando se trata de estos dos grandes de la industria automotriz alemana y del mundo no hay mucho que discutir, ambos son sinónimos de excelente calidad, lujo y confort; sin embargo, existen detalles que pueden marcar la diferencia, estas las podrás apreciar en esta comparativa, donde una vez leído este artículo podrás ver qué te ofrecen estos dos vehículos, podrás sacar tus propias conclusiones.

Mismo Tipo Estilos Diferentes

Algo muy importante en lo que respecta a la extravagante línea de SUV deportivo es el estilo que transmiten a través de su estética. Para el BMW X6 tenemos un interior muy coupé, un cuerpo deportivo estilizado, con líneas afiladas. El Mercedes-Benz GLE apuesta por un estilo redondeado y un interior más cómodo, apostando por la sencillez en su diseño.

Si los vemos de frente se puede notar esa sensación de imponencia que transmiten estos SUV deportivos. En el caso del BMW, tenemos la clásica parrilla de doble riñón y sus nuevos faros, siendo este el cambio más notorio en comparación a su predecesor. Por otro lado, el Mercedes-Benz mantiene el estilo frontal de sus modelos anteriores puesto al éxito que estos han tenido.

Ahora, hay que ver la parte trasera de ambos vehículos, pues aquí es importante señalar que el Mercedes-Benz adaptó el estilo coupé que tiene su modelo “Clase S Coupé”, digno de admirar. Por su lado, el BMW sigue el diseño inaugurado por su predecesor el BMW X4, con líneas estilizadas y un ángulo bastante pronunciado en la tapa del maletero, haciéndolo una característica notoria de su estilo.

Dimensiones Y Potencia

El largo de cada uno de ellos es igual, siendo este de 4.9 metros de longitud, casi 5 metros, esto en conjunto a la altura del capó que supera los 1.7 metros y un peso que ronda las 2 toneladas en ambos, hacen de la imponencia parte de su estilo, algo que sin dudas llama la atención a donde quiera que vayas.

En lo que respecta a la potencia, el BMW X6 M50D 280 KW se lleva el premio, siendo esta de 381 CV en comparación a los 258 CV del Mercedes-Benz GLE COUPE. Cabe destacar que esta variante del BMW X6 es la más potente de todas a pesar de que ambos poseen motores de 6 cilindros y 3.0 centímetros cúbicos, solo que el BMW alcanza una velocidad máxima de 250 kph mientras que su rival los 220 kph.

Manejo Y Autonomía

Este es un punto importante, pues el BMW X6 tiene un manejo muy preciso, sin embargo, su volumen le quita suavidad a su desplazamiento, haciendo que su conducción se menos deportiva que la de su rival, pues en este caso el Mercedes-Benz GLE ni se siente en la carretera, ofreciendo una sensación de comodidad muy acertada, aún así el confort en este tipo de vehículos es opcional.

La respuesta al pedal es más rápida en el BMW, haciéndolo ideal para arrancadas y rebasar otros autos en carretera gracias a su caja automática de 8 velocidades y su modo sport. En cambio el Mercedes-Benz va más orientado a paseos calmados. En cuanto a su autonomía, la del BMW es de 9 litros por cada 100 kilómetros, frente a los 10 litros por cada 100 del Mercedes-Benz, usando los dos diésel como combustible.

En definitiva, si buscas un SUV que te brinde diversión y tenga un aspecto deportivo la opción es el BMW X6 M50D 280 KW, pero si buscas más espacio y comodidad, tu mejor opción será el Mercedes-Benz GLE COUPE 350 CDI 4MATIC, pues es más sencillo y familiar.

Ambos modelos los tenemos en Autos Allende

BMW X-6 X-Drive 3.0 D 258 c.v. 8 vel. H.U.D.

MERCEDES-BENZ GLE COUPE 350 CDI 4MATIC 258 CV 22″

BMW X6 M50D 280 KW (381 CV)