Las presentaciones sobran cuando hablamos de este fabricante de vehículos de lujo inglés pero… ¿qué sabes a cerca de su historia?

En autos Allende te contamos un poquito a cerca de la trayectoria de este gigante del mundo del automóvil.

En enero de 1919, W.O. Bentley, en unión con Harry Vazley y F. T. Burgess, empezó a trabajar en el proyecto de su primer automóvil, que vería la luz en octubre de ese mismo año.

Desde un inicio, los modelos Bentley tuvieron un gran éxito, tanto que la cartera de pedidos superaba con creces las posibilidades de producción. Esto, sumado al hecho de que Bentley nunca tuviera una fábrica propia, afectó considerablemente a los costes de producción.

La marca dependía de proveedores externos para la fabricación de las piezas para sus automóviles y, debido a atrasos en las entregas de dichas piezas, la puntualidad a la hora de entregar los vehículos se vio afectada desde el inicio.

Su primer modelo fue el “tres litros”; un cuatro cilindros de 65cv, cuyo primer ejemplar adquirió Noel Van Raalte en septiembre de 1921.

La participación en competiciones siempre fue una parte fundamental de la política empresarial de Bentley; ya fuera para probar sus coches o para dar valor públicamente a sus cualidades deportivas.

Esto llevaría a la marca a hacerse un nombre en el mundo de las carreras, obteniendo importantes resultados en Indianápolis, Tourist Trophy o Le Mans.

En pocos años, Bentley se convirtió en una marca símbolo de prestigio. Aun así, las dificultades económicas que habían acompañado a la empresa desde sus inicios, sumadas al período de pánico debido a la bajada de la Bolsa de Nueva York y de Londres, la colocaron en una situación de deuda de la que no podría recuperarse.

Esto supuso que Rolls Royce, que había sufrido su competencia durante diez años, adquiriese Bentley en 1931, adelantándose a la Napier en la carrera por la obtención de la marca.

Al no existir instalaciones industriales que mereciese la pena conservar, los nuevos Bentley pasaron a construirse en los propios talleres de Rolls Royce, pasando a formar parte de una línea secundaria de la empresa. El Mark VI fue el primer Bentley construido en la nueva fábrica que Rolls Royce abrió en Crewe, pocos meses antes de finalizar la guerra.

Ambas marcas caminaron de la mano durante 67 años, hasta que en 1998 BMW adquirió Rolls Royce, mientras que Bentley pasó a formar parte del grupo Volkswagen.

 

Esperamos que te haya gustado este breve artículo a cerca de la historia de Bentley, una de las grandes marcas que podrás encontrar en Autos Allende.

Acércate a nuestras instalaciones e infórmate de nuestros modelos, estaremos encantados de ayudarte en todo lo necesario.